Los Mexicanos ¿No se Estresan?

Los mexicanos son la gente menos estresada del mundo, asegura una encuesta realizada por la agencia de noticias AP en diez naciones, en tanto que los alemanes parecen sentir más tensiones que el resto de la gente.

Mmmm.. La primera lección que aprendí en la clase deIntroducción al Estudio de la Opinión Pública, que se refería a todo un sesudo análisis del uso de las encuestas para influir en las opiniones y decisiones políticas de la gente en las llamadas "democracias occidentales" era que no había qué creer demasiado en las encuestas por la simple razón de que, en el mejor de los casos que los entrevistados sean reales, hay una probabilidad que rebasa el 50 por ciento, de que la gente encuestada mienta.

Y bajo esa premisa, cuando leí la nota de AP sobre el estrés de la población internacional, mi primera e instintiva reacción fue esbozar una sonrisa maligna: ¿Quién miente aquí?... o ¿frente a qué clase de verdad a medias quieren dejarme? Luego de leer los resultados de la encuesta me acordé de esa antigua imagen del mexicano que dormita en pleno desierto bajo un cactus. ¿Es ése el tipo de mexicano que no se estresa?... Porque cuando salgo a la calle en la Ciudad de México, y de manera particular por las mañanas a las horas pico, me shockea y me frickea observar a las hordas de guerreros citadinos siempre prestos como kamikazes a morir en el intento de llegar a su destino, sea en un automóvil particular o en el transporte colectivo... Y ese destino puede ser lo mismo una sombría oficina que el edén mortuorio.

Recuerdo que hace muchísimos años, Tony Seymour me dijo que sólo en el desierto del Sahara había visto a gente que manejara un automóvil de manera tan agresiva como en la capital mexicana y Werner el austriaco estuvo a punto del desmayo en pleno Periférico cuando se le emparejó un microbús para rebasarlo por la derecha. Y creo que el estrés defeño hace a la gente tan intolerante, que me sorprendió la paciencia de los automovilistas que en plena Quinta Avenida de Nueva York esperaron a que la bella dama sin piedad de Philippe levantara todas las cochinaditas que se salieron de su bolsa de mano y cayeron entre la nieve por andar tundiendo al galán a media calle.

¡Bueno!, el caso es que según la encuesta de AP, los mexicanos somos -como decimos nosotros- bien campechanos y casi nada nos altera, mientras existe un ridículo 75 por ciento de la población del mundo que se tensiona por la vida diaria, el trabajo y las cuentas por pagar. Jajajaja, ¡¡pobrecito mundo estresado!!....

Por si fuera poco, siempre de acuerdo con la investigación, las fiestas de fin de año también son un factor decisivo para disparar el estrés de la gente y quienes experimentan más esta sensación son las mujeres. Empero, los mexicanos y, en menor medida, los españoles, son la excepción (supuestamente).

Sin embargo, la encuesta de AP plantea también que en Estados Unidos, Gran Bretaña y México, las finanzas son considerada el principal causante de estrés, mientras que el desempeño laboral genera más tensión en Australia, Canadá, Alemania, Italia, Corea del Sur y España.

O sea que para los muy despreocupados mexicanos, a la hora de la verdad, las quincenas sí se convierten en un factor de riesgo para la salud y más aún: A nivel global, en los países con un mayor poder adquisitivo, la gente siempre se estresa por cuestiones laborales (y de modo especial por la necesidad de actualizarse tecnológicamente de manera constante); pero en las regiones "menos favorecidas" -como dirían los pecadores estándar- la gente afirma que la falta de dinero es lo que les causa mayores preocupaciones.

¿Será posible, entonces, que los mexicanos en 2007 acaben definitivamente con su estrés después del reciente anuncio del aumento del salario mínimo diario en casi dos pesos (algo así como dos centavos de dólar)?... Como dijo la Doña, María Félix, el dinero lo es todo en la vida, pero cómo calma los nervios. 👣